Taladro Eléctrico

v  Definición:

El taladro eléctrico se define principalmente como una herramienta práctica para realizar perforaciones en cualquier tipo de materiales y es aplicable tanto en tareas de bricolaje como en proyectos profesionales.

Sin alguna duda, el avance de la tecnología ha convertido al taladro eléctrico en una máquina multifuncional, capaz de ofrecer una gran variedad de servicios como atornillar, martillear, reparar, pulir, lijar y etc.

v  Funcionamiento:

Como bien explica el nombre del taladro eléctrico, es una herramienta giratoria que se alimenta de la electricidad, ya sea por toma de una corriente eléctrica o por una batería. Así que consta de un motor eléctrico, conectado al eje del portabrocas a través de una serie de sujetadores, lo cual hace girar el accesorio rotativo a grandes revoluciones.

v  Tipología:

Los taladros eléctricos generalmente se clasifican en dos tipos: los regulares y percutores. Un taladro eléctrico regular se utiliza en los proyectos sencillos de perforación, como trabajos domésticos o reparaciones menores. No obstante, un taladro percutor eléctrico cuenta con un potente mecanismo de percusión y se suele perforar las superficies que requieren más potencia, como ladrillos, cemento y etc.

 

Además, se puede clasificar esta máquina eléctrica en cuanto a su forma de alimentación. A continuación, se explican dos formas de esta clasificación: 

Taladros eléctricos con cable: Este modelo se alimenta directamente de un cable conectado a la red eléctrica. Se puede usarlo solo en lugares donde tenemos acceso a enchufes.

Taladros eléctricos inalámbricos: Este tipo de taladro, también llamado taladros a baterías, funciona con baterías recargables. Estos aparatos son más ligeros y compactos y son recomendable para los trabajos de perforación a nivel doméstico.

Los taladros eléctricos se distinguen también según sus especificaciones técnicas, como la forma de portabrocas, potencia del motor, velocidad sin carga, reversibilidad, ligereza y etc.

v  Partes y Accesorios:

Los taladros eléctricos se componen comúnmente de unos elementos principales como el motor, la caja de engranaje, el portabrocas, el mango principal, el interruptor, etc. No obstante, hay unos elementos que son variables según el modelo del taladro eléctrico que elegimos. Por ejemplo, un taladro eléctrico percutor se beneficia de un potente sistema de percusión que permite perforar las superficies de gran dureza.

Los taladros eléctricos también podrían ser equipados con distintas opciones como el botón de bloqueo, el selector de dirección de giro, el regulador de velocidad, etc. Además, pueden conllevar diferentes accesorios como las brocas, empuñaduras auxiliares, llaves especiales para apretar y aflojar el portabrocas, escobilláis de carbón adicionales, el tope de profundidad y etc.

v  Aplicaciones:

Aunque los taladros eléctricos se suelen utilizar para hacer orificios en los materiales, pueden ser aplicados para diferentes aplicaciones al acoplar las brocas apropiadas. Algunos de estos servicios incluyen:

Lijar: El taladro eléctrico es un aparato que hace girar un accesorio giratorio, así que puede sujetar una lija en su portabrocas y posibilitar el trabajo de lijado.

Atornillar y desatornillar: En algunos modelos, el taladro eléctrico dispone de una opción que permite la reversibilidad. De ahí podemos colocar una punta de destornillador y con movimiento rotatorio hace la misma función que un destornillador convencional.

Esmerilar: Al adoptar una broca especial, el taladro eléctrico puede servir para tallar o grabar en metales o vidrios.

Martillear: Esta capacidad se encuentra normalmente en los taladros eléctricos percutores, en los cuales el sistema de percusión nos permite imponer impactos continuos sobre el material que estamos taladrando.

v  Advertencias:

  • Antes de iniciar el trabajo, examina el estado general y la seguridad del taladro.
  • Hay que optar la broca adecuada según el propósito y la dureza del material.
  • Hay que elegir un sitio apropiado y seguro para trabajar con un taladro eléctrico.
  • Al aplicar un taladro eléctrico, no debes imponer la presión innecesaria contra el material que estás taladrando.
  • Si quieres cambiar el ángulo de perforación, ¡no lo hagas durante el taladrado! Esto puede causar graves daños. 
  • Es muy recomendable usar las gafas de seguridad y guantas de protección a la hora de trabajar con un taladro eléctrico.
  • Hay que averiguar continuamente la libertad de la broca. Si la broca no gira libremente, el taladro puede torcer o lesionar su muñeca.

v  Taladros eléctricos de Ronix

La empresa Ronix, fabricante de herramientas novedosas e instrumentos industriales, ofrece una gran variedad de taladros eléctricos, tanto regulares como percutores.

Los taladros eléctricos de Ronix cuentan con una potencia variable de entre 400 y 1050 vatios. La mayoría de estos productos se benefician de motores de alta potencia, diseños ergonómicos, portabrocas de alta calidad, los cuales pueden proporcionar un alto rendimiento para distintos tipos de trabajo.

En la categoría de taladro eléctrico, tendrán acceso a todos las variedades y los datos técnicos de los productos de Ronix.
Herramientas de RonixCategoría