Gato Hidráulico

v  Definición:

Los gatos son herramientas indispensables que sirven para elevar cargas pesadas a través de un apalancamiento manual. Un gato hidráulico es precisamente útil para aplicaciones en las que se requiere de una gran capacidad de carga, facilidad de manejar y velocidad en su accionamiento.

La Empresa de Herramientas Ronix, en su categoría de equipos de elevación, fabrica diferentes tipos de aparatos, incluyendo una serie de gatos hidráulicos. Un gato hidráulico está diseñado para levantar objetos y soportar grandes cargas, principalmente utilizado y vinculado con el área automotriz. Los gatos hidráulicos fabricados por Ronix son de tipos “de botella” y “de carretilla” y capaces de elevar cargas de hasta 32 toneladas.

v  Tipología y partes:

En Ronix se fabrica dos variedades de gatos: de botella (con aceite) y de carretilla.

El gato hidráulico de botella (con aceite) es un pistón hidráulico compacto que tiene la forma de una botella pequeña y tiene la capacidad de levantar objetos muy pesados, incluyendo coches; es una de las herramientas más usadas por diferentes usuarios, en particular, los propietarios de coches, en talleres automotrices y en zonas industriales.

El gato hidráulico de carretilla (de ruedas) es un instrumento dotado de una base larga, perfecto para acceder al bastidor en vehículos de cualquier altura. Las ruedas, fijas o giratorias, permiten colocarlo de forma precisa debajo de los vehículos (coches, vehículos todoterreno, etc.) antes de las operaciones de elevación. EL diseño horizontal con ruedas permite su colocación y elevación rápidas debajo del coche, de igual manera ofrece una mayor área de soporte.

v  Partes y Accesorios:

Un gato hidráulico de botella (con aceite) es una herramienta totalmente metálica consiste en un depósito de aceite que se llena mediante un tapón. La silla de montar dentada sirve para un mejor agarre y evitar deslizamientos y se coloca debajo del vehículo mientras se levanta. También cuenta con un tornillo de extensión que se extiende para obtener un alcance adicional hasta su altura de elevación máxima. Este producto también dispone de un conjunto de pistón, ariete de elevación y válvula de descarga.

El gato hidráulico de carretilla es un tipo de gato hidráulico con ruedas de acero y un plato largo que se coloca bajo la carga (normalmente el vehículo). Cuenta con un brazo o mango giratorio de 360 grados que permite el uso en cualquier ángulo y plato de carga giratorio ofrece una mayor versatilidad. La válvula de seguridad evita la sobrecarga y garantiza el funcionamiento confiable del gato.

v  Funcionamiento:

El gato hidráulico funciona mediante el aceite y a través de una palanca con lo cual una persona será capaz de levantar hasta 300 veces más del esfuerzo dedicado, dependiendo del modelo. Esto se da gracias a las propiedades que tiene la hidráulica.

En primer lugar, se debe mover la palanca, o sea, el embolo del pistón; cuando la palanca y el pistón suben, haciendo entrar aceite en él, y cuando la palanca baja, el pistón empuja el aceite hacia abajo, y mediante una válvula, se niega el ingreso al depósito, saliendo por otra válvula que lo coloca debajo del pistón principal que es el que va a levantar el peso. Al repetir esta acción, cada vez se va colocando mayor cantidad de aceite debajo de este pistón, permite subir la cantidad necesaria para levantar el objeto en cuestión.

De este modo, el funcionamiento de un gato hidráulico está basado en el principio de Pascal, el cual establece que la presión ejercida sobre un fluido contenido en un recipiente cerrado, se transmita uniformemente y con la misma intensidad hacia todos lados y en todos los puntos de dicho fluido.

v  Advertencias:

Para hacer uso de este producto es recomendable tener en cuenta algunas advertencias fundamentales:

-Comparar la capacidad de levante del gato con el peso a levantar para asegurar que el gato pueda realizar el trabajo de forma confiable y segura.

-Realizar la lubricación de gatos con frecuencia.

-No usar un gato que se gotea.

-Manejar los gatos con cuidado.

-Dejar caer o tirar los gatos puede distorsionar o romper el depósito, y el gato puede ceder por el peso.

-Colocar el gato apropiadamente en el punto de carga del peso.

-El punto de elevación debe ser plano, nivelado con el piso o suelo, así como capaz de soportar la base del gato.

-Si el gato no se alza lo suficiente, colocar bloques adicionales debajo de la base del gato.

-Nunca colocar extensiones para altura entre la punta de extensión del gato y la carga.

Herramientas de RonixCategoría